Analisis de agencia china Xinhua sobre Venezuela hoy

Contraste de candidatos marca la agenda.

Por Noemí Galbán de Xinhua (2015-05-08) 


CARACAS, 7 may (Xinhua) -- Para este año está prevista la realización de elecciones parlamentarias en Venezuela, hecho que marca la agenda informativa debido a la connotación de estos comicios, pues de ellos quedará configurada la Asamblea Nacional para el periodo 2016-2021, instancia encargada de la toma de importantes decisiones en el marco legal de este país suramericano.
Actualmente los 99 escaños alcanzados por las organizaciones de izquierda que conforman el Gran Polo Patriótico con el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) a la vanguardia, son mayoría del Parlamento frente a los 65 curules ocupados por diputados de la alianza opositora denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Ante este escenario, los retos para ambas fuerzas políticas antagónicas entre sí, son innumerables.
Mientras la bancada chavista buscar reeditar e incluso ampliar el triunfo obtenido en el 2005, la derecha persigue superar a la izquierda basando su campaña en desacreditar la gestión del presidente Nicolás Maduro y alejándose de mostrar méritos propios.

Trabajo, consciencia, compromiso y unidad, principios que enarbola el PSUV en sus propuestas, se enfrentan esta vez a críticas, cuestionamientos y acusaciones planteadas por sus detractores para promover un clima de descontento e incidir negativamente en el "estado emocional" de los votantes, han advertido recientemente analistas políticos venezolanos.

El país actualmente enfrenta una compleja coyuntura económica, caracterizada por altos índices inflacionarios, especulación, contrabando de productos básicos, "ataques" a la moneda local (bolívar) con la existencia de un mercado paralelo de divisas que fija los precios referenciales de los bienes y servicios, todo lo cual afecta el poder adquisitivo de la ciudadanía.

A esto se suma la abrupta caída de los precios petroleros en un 60 por ciento durante los últimos 10 meses que ha golpeado significativamente los ingresos de monedas extranjeras a Caracas, ya que el 96 por ciento de los dólares que entran al país proviene de las exportaciones de crudo.
El gobierno venezolano ha insistido en que la máxima responsabilidad de esta situación, tanto nacional como internacional, es de los sectores más radicales de la derecha, cuyo propósito es revertir el curso democrático de la Revolución Bolivariana y apoderarse de los cuantiosos recursos naturales de esta nación, donde está ubicada la mayor reserva de hidrocarburos del planeta (Faja Petrolífera del Orinoco "Hugo Chávez").

En este contexto, el proceso electoral rumbo a las parlamentarias en Venezuela, está en marcha aunque la fecha exacta de su realización está por anunciarse oficialmente.
No obstante, las fuerzas políticas que hacen vida en el país afinan detalles para desarrollar comicios internos y seleccionar definitivamente a sus candidatos a diputados para el próximo periodo legislativo.

En este aspecto nuevamente surgen las contradicciones pues el PSUV y el resto de las organizaciones de izquierda locales, han destacado que en esta ocasión se "ha perfeccionado la participación protagónica de sus militantes", afirmó hoy el parlamentario socialista, Eduardo Piñate.
En entrevista concedida a una televisora nacional, el diputado recordó que el venidero 28 de junio se efectuarán las elecciones internas del Gran Polo Patriótico, evento que ha estado precedido por un "amplio debate de ideas que ayudarán a consolidar la democracia en nuestros país".
Asimismo reconoció el proceso de postulaciones desarrollado desde abril pasado en todo el territorio nacional que tuvo como resultado una representación mayoritaria de mujeres y jóvenes.
Según datos oficiales, el 60 por ciento de los 1.152 candidatos son féminas y más del 50 por ciento son militantes socialistas menores de 30 años de edad.

Piñate contrastó estas cifras con las presentadas por la coalición de derecha Mesa de la Unidad Democrática, cuyas irregularidades han sido denunciadas recientemente por sus propios partidarios, sobre todo la exigencia de la cúpula de poder política de este sector de un aporte de 150.000 bolívares (23.800 dólares) para aceptar las candidaturas.

A ello se une el hecho de que sólo harán procesos electorales internos en 10 de los 23 estados del país y en dos zonas de la ciudad capital, mientras que la tolda roja lo hará en las 87 circunscripciones establecidas por el CNE en todo el territorio nacional.

Los seguidores opositores han criticado además que la casi totalidad de candidatos son hombres (sólo el 10 por ciento de los 110 escogidos son mujeres) y sobrepasan los 40 años, situaciones que han incrementado el malestar y enfrentamientos entre las filas de la derecha.
Sobre este asunto se refirió la madrugada de hoy el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien denunció nuevas acciones opositoras para desestabilizar a Caracas, inmersa en el proceso previo a las elecciones parlamentarias de este año.

En su programa televisivo semanal, el también primer vicepresidente del PSUV manifestó que ante la "evidente pérdida de respaldo popular al fracasar en sus llamados a la violencia y las confrontaciones internas, la derecha acude una vez más a salidas anticonstitucionales que sólo le auguran mayores derrotas".

El dirigente político reveló que el pasado 1 de mayo se efectuó una reunión en la residencia del banquero prófugo de la justicia venezolana, Eligio Cedeño, ubicada en Miami, para planificar esas maniobras que contó con la participación del senador republicano estadounidense, Marco Rubio.
Cabello a su vez detalló otros encuentros para conspirar contra Caracas, como el realizado en Costa Rica en la residencia de Néstor González y a la que asistieron connotados adversarios de la Revolución Bolivariana y prófugos de las leyes como Henry López, Héctor Ramírez, Farías Rodríguez y José Gregorio Briceño.

De igual manera el diputado socialista precisó que los opositores comenzaron la captación de elementos paramilitares de nacionalidad colombiana, hondureña, salvadoreña y peruana.
"La idea es ofrecer residencia a esos extranjeros en comunidades humildes de Venezuela, especialmente en aquellos circuitos electorales donde sean de vital interés que ganen los candidatos de oposición. También se acordó dotar de armas y drogas a bandas delictivas para luego iniciar ataques contra instalaciones públicas de distribución de alimentos, con el propósito de crear un ambiente de descontento de la población", aseveró.

Para el nuevo quinquenio, el Consejo Nacional Electoral estableció un total de 167 cargos a elegir en los sufragios de este año, discriminados en 164 diputados por los estados y tres por la representación indígena. El aumento de los puestos se debe a la proyección poblacional estimada por el Instituto Nacional de Estadísticas al 30 de diciembre de 2015 que ubica el número de habitantes en 30 millones 825.782, lo cual planteó una modificación en la cantidad de parlamentarios en correspondencia con los ciudadanos a los que deben representar.

 Actualizado 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Problema: Los diseñadores del Nuevo Orden Mundial no previeron la emergencia de la China y la lndia.