"Muñeca Rusa" es una vieja y modesta pero brillante comedia romántica australiana


Como asegura la periodista Louise Keller, la película "Muñeca Rusa" (Russian Doll) reluce con el picor y encanto del sol en un día de verano, no obstante que la sombra de Woody Allen se cierne sobre ella con un detective privado que visita a un analista sin rostro.

"Muñeca rusa" personifica lo que tradicionalmente las mejores comedias australianas de bajo presupuesto hacen tan bien.
Es una vieja historia de amor con un toque de ironías de la vida real, que como en toda comedia es el drama lo que hace que sea divertida. Una excelente  selección de la música le añade humor a la historia. 
"Harvey" (Hugo Weaving) es el investigador privado, un poco neurótico con ambición de escribir una novela negra, con un trabajo rutinario 'persiguiendo adúlteros' se sorprende al descubrir que su propia novia está involucrada en travesuras.
Natalia Novikova, quien representa a "Katia" (la muñeca) ilumina la pantalla con su deslumbrante sonrisa y una personalidad más grande que la vida, en un encantador contraste con Hugo.
Todos los demás personajes giran alrededor de "Katia", quien como una matrioska rusa se abre para revelar sucesivas capas internas y nos muestra el yin y el yang de la exuberancia y la tristeza, en una oscilación pendular impredecible de su estado de ánimo.
No obtuvo buena crítica en Norteamérica, pero el público le dio un aceptable 45% y en Australia premiaron el guión. Después, la actriz cambió de nombre a Natasha y "desapareció" en una diversidad de series de la TV norteamericana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Problema: Los diseñadores del Nuevo Orden Mundial no previeron la emergencia de la China y la lndia.