MADURO EN PRE-AVISO Y DESPEDIDA

Raúl Castro le clavo una medalla en el pecho y lo mandó para su casa a esperar lo que decida Obama  hacer con él, la combatiente y los super-sobrinos. De Diosdado no hablaron, porque para todo fin práctico, ese ya no existe.
thumbnailthumbnail

Comentarios

Entradas populares de este blog

Problema: Los diseñadores del Nuevo Orden Mundial no previeron la emergencia de la China y la lndia.