Occidente no está acabado.

Las proyecciones de largo plazo son todas erradas por definición, pero son útiles para ver que puede guardar el futuro si no cambiamos de rumbo. Aquí presento dos proyecciones económicas mundiales al 2050, preparadas en fechas diferentes (2009 y 2015).
Uno lee mucho sobre como el poder pasará al Oriente para esa fecha, pero aun en la más pesimista proyección de 2009, los cambios son importantes pero no catastróficos para Occidente.
Lo más interesante no es que China será la mayor economía, sino que la India será la segunda o la tercera, pudiendo superar a los EEUU. Lo de China no sorprende porque hace tiempo ya su economía es más grande que la de los EEUU.
Otro aspecto que si es muy importante son las alianzas (comerciales, políticas, militares) que crean entes regionales que superan en tamaño a los países competidores. Así por ejemplo el NAFTA y el NAFTA+UNASUR representan jugadores del mismo nivel que la China o la India, aun con las proyecciones que les son más favorables al polo Oriental. Así mismo, la Unión Europea seguirá siendo un competidor de relevancia comparable a China o la India, que junto a su alto nivel tecnológico y militar, seguro podrán mantener su rol de grandes potencias económicas y militares, como la OTAN. Un factor final a considerar, es el "poder suave" representado por alianzas históricas, como la Commonwealth británica o la herencia francófona en África y la española en América Latina. Son alianzas informales que nacen de la historia, el idioma, la religión, las tradiciones y las costumbres comunes, factores que unen, a pesar del tiempo y las distancias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Problema: Los diseñadores del Nuevo Orden Mundial no previeron la emergencia de la China y la lndia.