Lo vicioso de la violencia hoy día en Venezuela no es casual

3 libros y 1 memo: Paul Miller menciona en su libro "American power and liberal order..." que en febrero de 2013, el general Martin Dempsey, entonces presidente de la Junta de Jefes de Personal, dijo al Congreso que "personalmente daría fe del hecho de que el mundo es más peligroso que nunca, mientras el Director de Inteligencia Nacional, James Clapper, dijo el mismo mes que "en casi 50 años en inteligencia, no recuerdo cuando hemos tenido una gama más diversa de amenazas y crisis Situaciones en todo el mundo y en su evaluación anual de las amenazas, Clapper nombró los ciberataques, el terrorismo, la delincuencia organizada, la proliferación de armas de destrucción masiva, el espionaje, amenazas basadas en el espacio, pandemias, atrocidades en masa y la competencia desleal, además de las amenazas usuales en todas las regiones geopolíticas del mundo".
Mientras Miller no hace conexión entre las amenazas que describe, para otros autores el mundo libre y civilizado está bajo ataque, pero lejos de ser ataques aislados provenientes del interior de países desconectados entre sí, se trataría de un plan orquestado por una clique de autócratas, herederos del comunismo reorganizado, gobiernos encabezados por pseudo religiosos, simples déspotas militaristas y populistas corruptos, que se han puesto de acuerdo para detener la ola de democratización posterior a la caída del muro de Berlín, oportunamente predicho en un memo de segundo al mando del Consejo Nacional de Inteligencia de los EEUU. Quizás como reconocimiento a su autor, el memo se hizo público en 1985, cuando la URSS daba sus últimas brazadas de ahogado.
Pero así como la URSS no implosionó sola, no hay que confiarse y dejar que el tiempo defienda a la Libertad en el planeta. Tiene que haber un reconocimiento del problema y acción global coordinada, que en algunos momentos se puede tornar ríspera, como hoy ocurre en Venezuela.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Problema: Los diseñadores del Nuevo Orden Mundial no previeron la emergencia de la China y la lndia.