lunes, 30 de mayo de 2016

MUSULMANES

   El "problema muslmán" no se irá pronto, al contrario ha estado con nosotros por siglos. En una época el califato abarcaba desde Bangladesh hasta España, de esa época viene nuestra palabra "almohada" y muchas otras de origen árabe.

Hoy día el Islam es mayoritario desde el norte de Nigería hasta las fronteras de Rusia y domina en algunos de los países más dinámicos desde el punto de vista económico y demográfico de Asia.

Para el mediato futuro (2050) la mayor población musulmana vivirá en la India no en Arabia, mientras Nigería será mayoritariamente musulmán y entre Tuquía y Bangladesh se extenderá un "cinturón" de 8 países con más de 80 millones de musulmanes cada uno. O sea, no se van los musulmanes; al contrario, crecerán en número y extensión.
    

   



martes, 24 de mayo de 2016

Multilanguage tv, movie and drama web sites.

Multilanguage tv, movies and drama sites allow people from afar to know Asian culture and viceversa. May be some stories are light, tv dramas always are light but from América it is nearly impossible for common peolple to know the past and the present of countries like Japan, Korea, Tailand or China. Besides winning money, these web portals contribute to World Peace by shearing knowledge of different cultures traditions and motivations. Congratulations to Viki and other similar services.
Sitios web multilenguaje de televisión, películas y telenovelas permiten a las personas desde muy lejos conocer la cultura asiática y viceversa. Puede haber algunas historias que son ligeras, tontas (las series de TV siempre lo son), pero desde América es casi imposible para la gente común conocer el pasado y el presente de países lejanos como Japón, Corea, Tailandia o China. Además de ganar dinero, estos portales web contribuyen a la Paz Mundial porque permiten el conocimiento mutuo de las diferentes tradiciones, culturas y motivaciones. Felicitaciones a "Viki" y otros servicios web similares.

sábado, 21 de mayo de 2016

El boticario de las hierbas: 100 hierbas medicinales y cómo utilizarlos

The Herbal Apothecary: 100 Medicinal Herbs and How to Use Them

Reconsiderando el estancamiento en la era Brezhnev

Reconsidering Stagnation in the Brezhnev Era: Ideology and ExchangeEste extraño volumen da una visión contraria de lo que la generalidad de nosotos pensamos del final del Comunismo en Europa, El libro presenta una reevaluación (sesgada) de la era Brezhnev, ayudando a dar forma a una nueva historiografía que nos da una imagen mucho más rica y matizada del período de tiempo que el paradigma de estancamiento por lo general asignado a la época. Los ensayos proporcionan un prisma multifacético que revela una sociedad dinámica con una clase política e intelectual que mantiene su compromiso con los fundamentos ideológicos del estado, que reconoció los desafíos que enfrenta el sistema, y ​​se embarcó en una búsqueda creativa de soluciones. Los capítulos se centran en la evolución de la política, la sociedad y la cultura, así como los intentos del estado para conducir e iniciar el cambio, que es obviada por "la narrativa del estancamiento". El volumen desafía el supuesto de que el período en su conjunto se caracterizó por el cinismo rampante, una disminución de la fe en el credo socialista y la corrupción. En su lugar apunta a una supuesta persistencia "del compromiso popular con la ideología y el poder" en la Unión Soviética. Pure whitewashing and wishful thinking.

miércoles, 18 de mayo de 2016

12 GRANDES AGENCIAS

Hay mucho bla bla sobre el control de la información por "occidente", pero los números muestran que eso no es 100% verdad, porque otros países y regiones han desarrolado sus propias agencias y redes.

1. AP. 263 oficinas en 106 países, 10 centros regionales y 10.000 empleados.
2. Reuters. 220 oficinas y 2.300 periodistas y fotógrafos. 
3. AFP. 200 oficinas en 165 países y 2.000 colaboradores.
4. EFE. 180 oficinas en 120 países y 1.000 periodistas.
5. Xinhua. 170 oficinas en todo el mundo y 32 oficinas en China.
6. DPA. oficinas en 100 países y 1.200 empleados.
7. ANSA. 81 oficinas en 74 países y 22 oficinas en Italia.
8. TASS. 62 oficinas en varios países y 74 en Rusia.
9. Notimex. 1ra agencia de América Latina y la 2da en español.
10 Al Jazeera. Principal canal de noticias del mundo árabe.
11 Sputnik 5 salas en Moscú, Cairo, Montevideo, Pekín y Washington.

12. United Press atiende pequeños nichos del mercado.

lunes, 16 de mayo de 2016

Nunca es Demasiado Tarde para Comenzar de Nuevo.

Nunca es Demasiado Tarde...
Las 300 páginas de este libro de Julia Cameron (2016) son un destilado de un cuarto de siglo de enseñanza y un intento de responder al ¿Y ahora qué? de estudiantes que se están embarcando en su segundo acto y que ha inspirado a millones por su creatividad. En "Nunca es demasiado tarde para comenzar de nuevo" Cameron vuelve su atención a un segmento de la población que, irónicamente, mientras que tiene más tiempo para ser creativo, a menudo es reacio o se siente intimidado por el proceso creativo.
La autora muestra a los lectores que la jubilación puede, de hecho, ser el momento más rico, pleno y creativo de sus vidas. Cuando alguien se retira, la nueva libertad puede ser muy emocionante, pero también de enormes proporciones. La vida que alguien tenía cambia y la vida futura está aún por definir. En su libro, muestra a los lectores cómo cultivar sus seres creativos puede ayudar a navegar por este nuevo terreno. Ella cuenta historias inspiradoras de retirados que descubrieron nuevos intereses y pasiones artísticas que además de llenar sus días, nutrieron sus almas.
Este libro incluye herramientas sencillas que te guiarán e inspirarán para logara lo máximo de esa fase de tu vida, en un divertido proceso, paso a paso, que le ayudará a explorar sus sueños y deseos creativos y le ayudará a encontrar que nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo".


“It's Never Too Late to Begin Again: Discovering Creativity and Meaning at Midlife and Beyond” by Julia Cameron (2016).

jueves, 12 de mayo de 2016

Dos ejemplos de violación de la autodoterminación



El plano del acuerdo que creó a Siria e Irak sin considerar a los pueblos de la región. El "punto de cuenta" aprobado por H.Ch. suministrando dinero a un ciudadano español (Pablo Iglesias) para ayudarloa crear un partido marxista en otro país (España).

lunes, 9 de mayo de 2016

Middle class and broke. (The Times)

ANDREW CROWLEY: "Lo que se siente al estar abajo a su último 67p No hay ahorro, sin pensión, sin fondo de emergencia. Candida Crewe no es el único que tiene que raspar diaria por cada centavo Candida Crewe 9 de mayo de 2016, 12:01a.m., The Times Candida Crewe: "Los momentos más difíciles son cuando mis hijos piden dinero para los cortes de pelo, un nuevo par de zapatos, o entradas para el baile de graduación  hace tres semanas estaba limpiando el control de la ducha en el baño y toda la maldita cosa salió de la pared. El agua empezó a salir a borbotones locamente. Traté de forzar el dispositivo de nuevo en su lugar, pero fue inútil. Un incidente cotidiano tediosa pequeña. costos repentinos, inesperados y poco atractivas parecen pasar a mí mucho - recorte de un espejo de ala; una lavadora enfermo; astillado un diente (sacar una segunda hipoteca!); dejando caer un teléfono móvil que le habría costado £ 15 al mes para asegurar, por lo que no estaba cubierto. Acepté que lo peor si sucede".

sábado, 7 de mayo de 2016

Susan Sontag (1933-2004), una biografía.

Susan Sontag fue una persona y un personaje interesante. No se porque, asociaba su nombre con el de Elizabeth Burgos y el de otro escritor ya muerto. Nunca la leí ni se como luce, pero siempre su nombre andaba por ahí, rondando, hasta que un día murió y descubrí que era lesbiana, mujer (u hombre) de  Annie Lebowski, la más famosa retratista viva, fotógrafa de las portadas de Vanity Fair.

Susan Sontag (1933-2004) dijo una vez que "un escritor es alguien interesado en todo"y en esa declaración reflejaba su propia vida como  "ensayista, cronista, director, dramaturgo y novelista escribiendo en una sorprendente gama de temas, desde la literatura, la danza, el cine y la pintura, el cáncer, el SIDA y hasta la ética del reportaje de guerra". Para muchos críticos, su obra capta el mundo del siglo XX mejor que casi cualquier otro.

Maunsell  en esta biografía traza su crecimiento durante su carrera intelectual en Chicago, Oxford y la Sorbona. Él habla de su corto matrimonio con Philip Rieff a los diecisiete años, el nacimiento de su hijo, y sus posteriores relaciones con las mujeres y nos el retrato más íntimo sobre sus luchas en el amor, el matrimonio, la maternidad, la escritura, la vida y el trabajo de Sontag. 

"El autor de sigue el extraordinario arco de la existencia de Susan Sontag y se adentra en su vida literaria en Nueva York en la década de los 60s; viaja con ella a Hanoi, Cuba y China; y nos cuenta de su trabajo en Suecia y Francia en la década de los 70s, cuando volvió para hacer cine y concluye con el análisis de su milagroso renacimiento como novelista y crítico en las década de los 80s y 90s, después de su diagnóstico de cáncer".

Susan Sontag fue una persona y un personaje interesante.

viernes, 6 de mayo de 2016

PÓNGANSE AL DÍA: Asia ya no es lo que era


Con la excepción de los países islámicos, como Pakistán, Afganistán o Irán, que gozan en su atraso, el resto de Asia es otro mundo comparado con lo que era hasta la 2da Guerra Mundial y los medios (prensa y TV) lo reflejan. Las imágenes son de una revista india y una serie cómica china. Sobran las palabras.

NO ES CASUAL: Trump no es tonto o sus asesores están alertas

Los apoyos internacionales de Bernie Sanders no son para estar orgulloso. Por cierto, Cuba no aparece (abiertamente) en ese rebaño de autoritarios.

miércoles, 4 de mayo de 2016

SI, PERO NO: Los muertos de "La Salida".

El autor o autores de la muerte de 29 personas quedan en el aire.

DESDE ITALIA 2014: Venezuela convertida en una mini-URSS

Aunque en Venezuela hubo quien alertó lo que venía, nadie hizo caso. Desde Italia llegaron advertencias, con el mismo resultado.

El populismo socialista y el petróleo abundante golpean las leyes economicas.

de Luciano Capone | (IL FOGLIO Nov 9, 2014)
Roma. En los países socialistas la falta de papel higiénico es uno de los signos de que las cosas empiezan a ponerse duro. Piero Ostellino, corresponsal histórico del Corriere della Sera en Moscú, dijo que en la Unión Soviética (URSS) rollos se habían convertido en tal un bien documentado que, que como él tuvo la oportunidad de comprar a Finlandia, los tomó como regalos en las invitaciones para el almuerzo; para la anfitriona que teníamos un regalo mejor que el clásico bouquet de flores o caja de bombones. El socialismo puede haber sido el mayor proyecto de construcción de "el poder soviético más la electrificación", pero ha pasado por alto y se da por detalles concedidas y de las necesidades más básicas.
En los últimos meses, también en Venezuela, el gran laboratorio del "socialismo del siglo XXI", la falta de papel higiénico se ha convertido en un problema social, tan grande como para requerir la intervención del gobierno con la ocupación de las fábricas para planificar el proceso de producción y distribución. La escasez de papel higiénico puede ser visto como una primera señal para Venezuela un fin similar a la de la URSS, formas repentinas y algo inesperado, y por las mismas causas: la economía planificada, subvencionado y dependiente de los recursos naturales altamente.

Para la URSS la gota que colmó el vaso fue en los años 80 el colapso de los precios del petróleo, y lo mismo ocurre con Venezuela, Nicolás Maduro, que está experimentando una caída vertical de los precios del petróleo crudo que enviaron el país en el borde del default."Es un caso clásico de la maldición de los recursos naturales, lo que los economistas llaman" enfermedad holandesa "," dice Foglio Fausto Panunzi, economista de Bocconi. El mal holandés se refiere a 60s de los Países Bajos, cuando el descubrimiento y explotación de yacimientos de gas natural condujeron a una disminución en el crecimiento y la producción industrial ", pero tal vez la primera emblemática es la España del siglo XVII, que entró en declive económico después de la explotación masiva de las minas de oro de las Américas ". En estos casos sucede que el aumento de los ingresos debido al auge de los recursos naturales fortalece el tipo de cambio, lo que hace menos competitivos todas las demás áreas y causando así una desertificación industrial. Aceite (u otros recursos) se convierte en la única fuente de riqueza y todo lo demás tiene que ser adquiridos en el extranjero. "Y 'lo que ocurrió con la URSS, y después de la colectivización ha visto el colapso de la producción agrícola convirtiéndose en uno de los importadores de trigo más grandes del mundo - dice Panunzi - Las importaciones que no se podrían pagar con bienes industriales pobres, pero sólo con el aceite ". Justo lo que le pasó a Venezuela, donde el petróleo representa el 95 por ciento de las exportaciones, la única fuente de dólares necesarios para comprar prácticamente todo porque cualquier otra actividad económica murió bajo los golpes de la planificación, la inflación y precios controlados.

"Obviamente no hay nada determinista - continúa economista de Bocconi - Hay casos de portadores sanos de la enfermedad holandesa países como Noruega, algunos países árabes, Botswana y Chile", países que no han pasado inmediatamente a todos procede drogar a la economía, pero se salvó y diversificado mediante la inversión a través de los fondos soberanos. "Chile es un caso - dice Panunzi - Cuando hubo un aumento en los precios del cobre, el ministro de economía se 2006 a 2010, Andrés Velasco, resistencia a la presión política y popular, decidió no gastar las ganancias extras, pero guardar, convirtiéndose en el político más odiado del país. Entonces, cuando la crisis económica estalló en 2008, Velasco fue capaz de frenar los efectos negativos de pasar por todas las reservas constituidas. Se terminó el mandato de salvador de su país ".

Exactamente lo contrario de lo que hicieron la Unión Soviética y de Venezuela. "Los soviéticos tenían economía extremadamente ineficiente, sino que habría que cuestionar todo el sistema. Ellos prefieren explotar masivamente los pozos de petróleo y fueron ayudados por la crisis del petróleo de los años 70 - dice Panunzi - que llevó el precio de disparar el aceite, lo que le permite apuntalar a los militares, para financiar las importaciones y la subvención de la industria de los países satélites ". La misma suerte tuvo Venezuela con el aumento de los precios del petróleo del siglo XXI: el "comandante supremo y eterno" utiliza la estatal petrolera Pdvsa como un cajero automático para financiar los programas de gasto social, caros, consolidando su poder sobre " única fuente de riqueza del país y construir un liderazgo regional a través de países satélites subvenciones, el cumplimiento de las alianzas internacionales como Alba y Petrocaribe.

Venezuela llegó al extremo de regalar combustible a los pobres de Estados Unidos también para demostrar que el socialismo es capaz de mirar a la gente del capitalismo, las políticas no menos absurdas de los subsidios a la gasolina, que es más barato que en Venezuela, alrededor de 2 centavos por litros. La explotación de petróleo como la única fuente de la política económica y fiscal fue, sin embargo, para la URSS y Venezuela, como cortar la rama sobre la que se sentaron.Los soviéticos pronto se deterioró pozos y así lo hicieron los chavistas que, mientras está sentado en las mayores reservas de petróleo del mundo, han visto la caída de la producción debido a los recursos que deberían ser invertidos en la tecnología necesaria para explotar los nuevos campos se han gastado en programas de caridad .

La lección de Manzoni sull'assalto los hornos
Ahora Venezuela está luchando con una inflación galopante y ve la disminución cada vez más reservas en dólares, que se utilizan para importar prácticamente todo. Esto significa que la escasez de artículos de primera necesidad. En la misma situación, "la sugerencia de que algunos concejales dieron a Gorbachov, dejar ir libremente los precios, no fue escuchada - dice Panunzi - porque eso sería demasiado costoso políticamente". Elevar los precios, mostrar el precio real de las cosas, que da la impresión de favorecer a los ricos, una elección imposible para un gobierno socialista. Lo que pasa es que los gobernantes se enfrentan al problema de barandilla contra la conspiración capitalista, financiera y fascista, contra los especuladores, acaparadores y prefieren racionar alimentos y dictar los precios, medidas que parecen más justa. "Pero son decisiones que confunden los deseos con la realidad - continúa Panunzi - Nadie ha explicado mejor que Manzoni en el capítulo XII de Los novios:" Antonio Ferrer - escribe Manzoni - vieron que ser el pan a un precio justo es en sí mismo algo muy deseable; y pensó que su pedido podría ser suficiente para producirlo ". En la cara de la hambruna Canciller Ferrer cree que es correcto y justo para imponer un bajo precio del pan ", pero todas las medidas de este mundo, ya que son incondicional no tienen la virtud de disminuir la necesidad de alimentos, o para poner en los alimentos fuera de temporada ". Y por lo que el resultado es "el asalto a los" hornos.Las agresiones también se observa en los supermercados de Caracas, pero ellos tiran en los hornos de las palas de los panaderos, es decir, haciéndolos inservibles: "La devastación de los hornos no son los medios más rápidos para vivir el pan - escribe Manzoni - Pero esta es una de esas sutilezas metafísico, que un host no lo entiende ". Son medidas que no resuelven los problemas, quizás agravan ellos: "El racionamiento y los controles hacen que la corrupción y el miedo a la escasez - dice Panunzi - que empujan a las personas a acumular activos por temor a que hay menos y menos. En la URSS se movía cientos de kilómetros para obtener los bienes que eran más fácilmente en algunas ciudades ". Y los precios de modo fijo y el racionamiento del consumo de desalentar la producción y causan distorsiones increíbles.

En Venezuela la Revolución Bolivariana la venta de productos alimenticios en el mercado negro como equivalente al tráfico de drogas, que se castiga con penas que van de 10 a 14 años. Otra paradoja es que las prostitutas, la categoría de los más ricos del país.Prostitutas, de hecho, tienen la suerte de entrar en contacto con los extranjeros y se les paga en dólares, cuya tasa de cambio oficial fijado por el gobierno es de alrededor de 6 bolívares, pero en realidad en los bolívares en el mercado negro valen 100. Así prostitutas ganan más por la actividad de cambistas del rendimiento sexual y sanciones de riesgo no para la profesión más antigua del mundo - que está permitido - pero para la venta libre de dólares, pero eso es ilegal.

En tal situación, los miembros del gobierno no puede hacer nada que no necesita que le hace aún más impopular, no sólo tienen que gestionar la potencia con la esperanza de que el choque que provocará el colapso llegar lo más tarde posible. "Cuando a mediados de los años 80 se desploma el precio del petróleo, Arabia Saudita, un aliado de Estados Unidos en el Medio Oriente se ve amenazada por posibles contratiempos expansión soviética en Afganistán - continúa Panunzi - decide aumentar la producción con el fin de reducir aún más el precio. Para los rusos no había esperanza ". Y a lo largo de la similitud entre el socialismo soviético y la Bolivariana, la muerte podría llegar una vez más a la mano saudíes. Alarmados por la caída del petróleo a 80 $ el barril y con un "salto de impuestos, incluso" a 120 $ - que es el precio del barril de tener un presupuesto equilibrado - Presidente Maduro ha llamado a una reunión extraordinaria de la OPEP, el cártel de los países los productores de petróleo, con el fin de elevar el precio. Pero Arabia Saudita - quieren mantener la cuota de mercado, o golpear a un oponente en problemas como Irán.

Dado el mal estado de los indicadores económicos, Venezuela no tiene mucho tiempo para evitar un incumplimiento extranjera (el doméstico ya ha tenido lugar durante algún tiempo). Una vez más se ahoga socialismo en aceite. Para las masas que iba a ser el Sol del futuro, pero sólo había una luna en el pozo.

DESDE ITALIA: Venezuela, un pozo populista sin fondo

Así implosiona la ilusión chavista del estado del petro-bienestar

de Luciano Capone  (IL FOGLIO Oct 22 2014)
Milán. "Si el Estado adminitra el desierto del Sahara, en cinco años habría gran escasez de arena", dijo el Premio Nobel de Economía Milton Friedman. Y en un país donde todo está bajo el control del Estado, todo escasea. Ese es el caso de Venezuela, hasta hace poco emblema de la izquierda contra la globalización y el "otro mundo es posible". Ahora el desierto de las políticas socialistas: la población está luchando con la falta de artículos de primera necesidad tales como harina, aceite, medicamentos y papel higiénico y con la inflación más alta en el mundo, más del 60 por ciento, que agota especialmente los más pobres. Y un poco 'como en la paradoja de Friedman, el país que tiene las mayores reservas de petróleo del mundo, que ofrece crudo a países aliados como Cuba y de los pobres de los Estados Unidos, por primera vez en su historia, se ha iniciado la importación aceite de Argelia. Son los frutos del chavismo envenenado, que durante años, aprovechando el auge de los precios del petróleo, presupuestos inflados del estado y de la gigante estatal Pdvsa con los planes de atención y redistribución.

las políticas fiscales ultra expansivas de Hugo Chávez condujo a la pérdida de competitividad y el aumento de la inflación que se han destruido prácticamente cualquier sector productivo. En Venezuela, la industria está muerto, el país se ha convertido en un prisionero de aceite, lo que representa más del 95 por ciento de las exportaciones y la única fuente de dólares necesarios para importar todo lo que es necesario y pagar las deudas. El gobierno socialista también ha gastado el dinero necesario para invertir en el sector del petróleo y ahora, no tener las habilidades y la tecnología necesaria para extraer el oro negro, la producción se ha reducido a la mitad lentamente. Para las agencias de calificación de bonos del gobierno están cerca de chatarra, el PIB se redujo en un 3,5 por ciento y el PIB per cápita es inferior a la de 1970. El golpe de gracia a la economía inestable es el colapso de la venezolana los precios del petróleo, que cayeron un 25 por ciento a partir de junio, a un nivel cercano a 80 $ el barril.Para Venezuela significa predeterminado. El "impuesto de equilibrio", es decir, el precio del petróleo que tiene un presupuesto equilibrado, de acuerdo con Citigroup es más de $ 160, $ 120 para el economista, sin embargo, del 50 al 100 por ciento más que el precio actual. El presidente Nicolás Maduro, sucesor de Chávez, pidió a través de su canciller y ex presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, una reunión extraordinaria de la OPEP con el fin de hacer subir el precio del petróleo crudo.

La llamada a reducir la producción fue rechazada por Arabia Saudita, el mayor productor del mundo: "Los saudíes, para causar daño a Irán o para empujar a cabo petróleo de esquisto mercado, no va a levantar el precio - dice Mario Seminerio, analista económico y el blog actor Phastidio.net - y Venezuela es un gran problema ". El gobierno debe cumplir con una fecha límite a 3,5 millones a finales de mes con las reservas de divisas cada vez menor densidad de plantas y en su mayoría no líquidos. Maduro dice que va a pagar hasta el último centavo, pero también tuvo que hacerlo en los próximos tres años expirará deudas de más de $ 30 mil millones. "Esto es lo que sucede cuando las personas van al gobierno que promete población mantequilla, pistolas y cannoli - dice - ahora con aceite para la caída del gobierno más remedio que bajar el impuesto de equilibrio, es decir, reducir a la mitad el gasto público". Maduro cosa que no va a hacer un par de meses antes de las elecciones, ya se ha garantizado a todos los del pueblo "derechos sociales, la educación, la salud y la alimentación, incluso si el petróleo cae a 40 dólares". Al final de los 80 años de la Unión Soviética hizo implosión de la conjunción de la caída de los precios del petróleo y la insostenibilidad de la carrera de las armas lanzadas por Ronald Reagan.En el caso de Venezuela chavista no habrá necesidades de intervención estadounidenses, el país va a implosionar mediante la impresión de dinero para perseguir a sus promesas.Mantequilla, armas y cannoli.

martes, 3 de mayo de 2016

Nice look


EEUU UNA POTENCIA CON PROYECCIÓN GLOBAL DEL PODER

Basta leer las noticias sobre los viajes recientes de Obama y analizar los múltiples mapas (online) que muestran las areas de influencia económica y la ubicación de las fuerzas militares de las potencias, para entender que EEUU es el único poder en este momento que puede aplicar la fuerza militar en todo el globo y no me refiero a una operación corta y cómoda como las de Rusia en Siria o la de Europa en Libia.

lunes, 2 de mayo de 2016

Maduro en Stalingrado - Parte de un escrito de H.Dieterich sobre Venezuela.

Sorprende ver coincidir a  y a Rafael Poleo.

Es obvio que un revolucionario socialista no tiene por que reconocer la superestructura del Estado burgués. El revolucionario es, por definición, herético e iconoclasta, porque desconoce dialécticamente los lineamientos económicos, sociales y políticos axiomáticos del status quo. Los jacobinos lo fueron ante el sistema feudal, y el Socialismo del Siglo 20 lo fue ante el capitalismo. Lenin diseñó el primer Estado socialista real, que sustituyó el sistema pluripartidista-parlamentario burgués y la crematística del mercado. La única aplicación de este modelo en América Latina la realizó en Cuba, desde 1959. El problema con este modelo de dominación política ---y todo Estado es un sistema de dominación política--- no es ético, por lo dicho arriba. Su problema consiste en que, hoy día, es tan poco funcional y tan poco democrático como el sistema burgués. Ambos tipos de Estado son formas políticas obsoletas de civilizaciones verticales pasadas, no del Siglo 21. Pero, aquí hay un caveat que es decisivo para la praxis.
Aunque las formas de ejercer la gobernanza varían históricamente, el espíritu de lo político no cambia. Lo político es la lucha por la conquista y la defensa del poder, independientemente de las formas históricas del Estado y de las banderas partidistas. Esto es su ADN, desde César hasta Cromwell, desde George Washington hasta Lenin y Obama. Fidel encarna ese espíritu de lo político, que no es lo mismo que el espíritu de las leyes. Es por eso, que Washington pudo bloquear la evolución del Socialismo del Siglo 20 en Cuba hacia el Socialismo del Siglo 21, pero que nunca logró su implosión. Logró su involución, pero no su implosión.
La filosofía de la praxis de Fidel dice, que el respeto a las formas de gobernanza históricas es secundario. Que es prioritaria la defensa exitosa del poder conquistado. Ninguno de los gobernantes de la centroizquierda criolla (Lula, Kirchner, Dilma) tienen esa cualidad. Por eso ahora son víctimas de la contrarrevolución neoliberal-monroeista.
Maduro entró a Stalingrado
Hay que ser ciego para no ver que Maduro, asesorado de fuera o no, trata de emular esta filosofía de la praxis revolucionaria ante el triunfo electoral (6-D) de la oposición. Pero, Venezuela no es Cuba y las falacias de su praxis en el escenario venezolano son múltiples: no defiende un proyecto revolucionario, sino un régimen desarrollista burgués degenerado e inviable; no está en una fase ascendente de la revolución, sino en su etapa final de Thermidor y, no ejecuta dialécticamente el poco poder que le queda, sino lo desperdicia de manera mecánica y suicida. Repite la batalla de Stalingrado y desconoce el concepto de "retirada táctica", sin el cual no se gana guerra alguna, sea militar, política o económica.
Militares venezolanos: Stalingrado o Leningrado
Lo más asombroso de la situación venezolana es la falta de comprensión de la situación estratégica del oficialismo. Mientras la fracción del General madurista Padrino López reafirma la política de "ni un paso atrás" de Stalingrado, el grupo del General chavista Rodríguez Torres aboga por la política de la retirada táctica: una solución política negociada con las fuerzas del 6-D. ¿Quién de los dos tiene la razón? Obviamente, Rodríguez Torres. La crisis energética es el gran catalizador de la crisis económica-política, que hace imposible defender por más tiempo la plaza, por la cual Padrino López convoca inmolarse.
La praxis de bloquear la oposición mediante el enfrentamiento y parálisis de los subsistemas del Estado burgués, sólo sería legítima, si el gobierno tuviera un proyecto estratégico de salvación viable. Pero no lo tiene. Como en la catastrófica retirada de Napoleón de Rusia (1812), sólo improvisa y trata de sobrevivir de derrota a derrota, hasta que el referendo y la fase paramilitar de la oposición ---ya iniciados y que el gobierno no puede impedir--- lo lleven a la implosión.
Retirada táctica o capitulación incondicional
Ante el dilema venezolano, la única posición revolucionaria consiste en la retirada táctica, para preservar las propias fuerzas y recuperar la iniciativa estratégica durante una fase de dualidad de poder y acumulación de fuerzas. Esto significa construir un gran compromiso político sobre el deseo de cambio que la gran mayoría de la población expresó el 6-D. El Frente Sandinista dio una lección magistral sobre esta estratagema política, después de su derrota electoral de 1990. Y, delante de los ojos de Maduro, la misma Cuba está practicando este modus operandi frente a Washington, para sobrevivir. De ahí, que siendo Padrino López un alto militar oficial y Fidel un genio militar, no se entiende que siga prevaleciendo en Miraflores la política de "ni un paso atrás" y la negación de la retirada táctica.
El resultado de esta política es tan previsible como lo fue el de Stalingrado con el inicio de la contraofensiva soviética en noviembre de 1942: la capitulación total.

If We Covered the U.S. Election (Geopolitical Weekly) republished with permission of Stratfor

If We Covered the U.S. Election

By Rodger Baker Geopolitical Weekly
 
Stratfor strives to provide impartial geopolitical analysis and forecasts that identify critical trends in global and regional affairs, explaining the world's complexities in a simple but not simplistic manner. Through the years we have always sought to adhere to these core underlying principles, with mixed success. Remaining "unbiased" in part means staying out of politics, avoiding policy prescriptions (or proscriptions), and addressing issues not from a good/bad or right/wrong approach but rather from a view of effective/ineffective. It means at times stepping away from the emotions of issues, examining deeper compulsions and constraints, and observing how leaders and global actors modify their behavior based on the shifting circumstances in which they find themselves.
It is a difficult endeavor and one that draws various accusations from our readers. We are accused of seeing the world through Cold Warrior lenses, of not caring about human rights and human dignity, of promoting some form of old-school realpolitik. At times, this underpinning philosophy draws equal accusations of being liberal shills, of being too centered on the United States, and of justifying the behavior of dictatorial or repressive regimes. At our best, we garner equal quantities of impassioned responses from all sides of an issue. Criticism is not something we shy from, particularly if our mandate is to ease back the curtains of perception and reveal, as best as possible, the underlying realities of a very complex world system.
For a company accused of being too focused on the United States, we also often receive criticism from our readers for failing to write enough about it. It has been noted more than once that we largely steer clear of covering U.S. politics or even presidential elections. In the grand scheme of geopolitics, over time the role of individuals is largely washed out — to be overly simplistic, the individuals rarely matter. This is, of course, not true, but it is a way to look beyond the subjective desires of leaders and instead to examine the objective realities they face, the circumstances that shape and constrain their options, the structure of the system in which they work, and the upbringing and background that color the way they see and interpret information and make decisions.
In some ways one could argue that, on a broad global scale, the difference in individual presidents, from George W. Bush to Barack Obama to whoever succeeds him, has only minimal implications. Bush did not enter the White House with the intent to invade Afghanistan (it is highly unlikely that any U.S. president could conceive of a worse place for a maritime power to find itself). Obama did not enter the White House intending to be engaged in a conflict in Syria. One could perhaps argue that Franklin Roosevelt did intend to enter the war in Europe. But his initial comments, along with those of Woodrow Wilson ahead of U.S. involvement in World War I, gave little sense that this was the direction in which he was headed. Wilson sought to focus on domestic political issues; Roosevelt led an increasingly isolationist nation. World events placed stark choices before them. Bush had September 11. The Syrian civil war, the overall fight against terrorism and the rebalancing of the Middle East placed Syria on Obama's agenda, despite his grand proclamations of a Pacific pivot, which even at the end of his presidency looks a whole lot more modest than envisioned.
Geopolitics can help us understand the implications and pressures on different states, and the way those may limit or compel certain responses. But geopolitics is predictive of broad trends, not of final decisions. We strongly reject the idea of geopolitical determinism, but we also reject the idea that politics is somehow so fundamentally different from other fields that the human agent is supreme. Few completely reject Adam Smith's assertion of an invisible hand in economics; we argue that geopolitics helps us identify elements of a hidden hand in international politics. The narrower the time frame, the more discrete the geography and the more immediate the decision, the less geopolitics explains. But there are other analytical and collection tools to help account for that. Given our broad mandate to use geopolitics to explain the flow of the world system, rather than looking at individuals as unrestrained decision-makers, we seek to understand the circumstances and environment in which they operate. We don't call elections, but we do seek to identify the forces that shape the processes and the realities that will face the officials who rise to power, through whatever means.

Bias, Intentional or Otherwise

So more immediately, we are asked why we do not address the current U.S. presidential election. The first answer is that the contest is not yet at the election stage. We are watching the intraparty competition play out on the way to the nomination. This is politics at its most basic level: a component of a geopolitical approach, but only a component. Perhaps there is room at this stage to read from the primaries some of the broader undercurrents shaping society that will continue to play a role once a president is elected. But frankly, the market is saturated with assessments of the minutiae of day-to-day campaigning. If we are to help our readers understand the world system, there is only so much that we could add to that daily flow of information, assertions and assessments of the current campaigners — and little at this stage yet rises to broader significance.
Perhaps more directly, we do not cover the U.S. election at the same day-to-day depth as the general news media or political commentators not only because we are not political commentators but also because, for the most part, our staff lives in the United States. And this is where the risk of bias materializes. We are designed to be a neutral, nonpartisan service. On U.S. politics (as opposed to policy), it is hard to maintain that nonpartisan approach. Just by living here, we have a stake in the outcome of the analysis that could taint our perceptions. This is not insurmountable — one does not avoid bias by denying its existence but rather by recognizing openly and honestly what that bias is.
Bias is not always intentional. Intentional bias is the easiest to overcome, since it is the most obvious. On the other hand, subconscious bias requires more intense searching to discover. Bias is a natural result of numerous factors: Upbringing, family life, personal experiences, faith, education, friends and location all shape the individual and the way the individual sees things. We often argue here that one piece of information in five hands is of greater value than five pieces of information in one hand, thanks to the variety of perspectives that can be brought to bear. This is why Stratfor's analytical staff is multinational in composition. Techniques such as acknowledging and identifying bias, using alternative viewpoints in the analytical process, and clearly laying out assumptions as differentiated from facts all serve to help overcome bias. Perhaps the best individuals we could use to cover the U.S. election, then, would be foreign nationals living abroad, able to observe the process through less invested eyes.

A Dispassionate View

If we were to apply our process to the U.S. election, as divested of outcome and involvement as we are with other countries, it would perhaps be jarring to our U.S. readership (and perhaps our foreign readership as well). We would discuss the struggles within the opposition conservative party. With no viable centrist candidate, it is instead torn between a strong right-wing fringe candidate with a reputation among his own party in Congress for being uncooperative and an outsider businessman/media star who has openly donated to both parties in years past and who favors provocative statements (perhaps even intentionally provocative, given his extensive media experience). We would talk about the clashes within the ruling liberal party between an establishment candidate, the spouse of a former president and potentially the first woman to assume the U.S. presidency, and an avowed socialist who, despite his age, has drawn heavily on youth support.
We would look at a nation that is still recovering from a massive economic downturn, one that rocked the world. A country where the financial institutions that contributed to the crisis not only appear to have avoided punishment but also are once again thriving, exacerbating the gap between the status of economic recovery overall and the public's perception of economic stability. It is a country that, not necessarily seeing a strong economic recovery for the middle class or blue-collar labor, is now turning against immigration (once again — this has been a fairly typical cycle since nearly the nation's foundation).
It is a country that has been heavily engaged in overseas conflict for well over a decade, where support for the seemingly interminable, distant war is flagging. A country not only facing an imprecisely defined opponent (is terrorism a thing, an ideology or a group of people?) but also seeing the resurgence of peer rivals (Russia and perhaps China). It is a country dealing with a fracturing Europe, long the center of a global alliance structure. A country coming to grips with the unrequested, but no less real, shift of the global center of gravity from the North Atlantic to the North American continent. It is a country that appears to have a global responsibility but that, after years of extensive involvement, has come to question that duty.
It is a country with a changing population that, like those in Japan, South Korea and even China, is grappling with the changed significance of a college education. Meanwhile, a large segment of the population is soon heading for retirement. It is a country undergoing a new round of internal debates over just what social justice means in the "American" context; each expansion in the concepts of freedom and personal rights is considered by some as advancement and by others as further deviation from a known "ideal." It is a country that, consistent with its relative security, has the leisure to debate morality but also to question whether equality and individual freedom are achievable or even desirable at their extremes.
In short, it is a country that, on the largest scale, is now emerging as the center of the global system. On a narrower scale, it is a country ending a cycle of heavy international military engagement and shifting back toward, if not isolationism, at least the pursuit of (or reliance on) a balance-of-power strategy to manage the world system without policing it. It is a country that is coming out of a major economic crisis and seeing its labor market change with shifting technology. Although the shifts have led to new business methods and economic activity, they have also brought job losses in some sectors. It is a country that, like many other places in the world, is struggling with national identity at a time when globalization appears relevant and desirable.
What we see, then, is not yet the U.S. election, but instead the stage for that election. The process is less about the candidates than about the system that has allowed these individuals, as opposed to others, to rise to prominence. We see not Donald Trump or Hillary Clinton, Ted Cruz or Bernie Sanders, or even John Kasich. Instead, we see the way these individuals — the systems in which they operate and the undercurrents of society — lead to this broader debate on a national level. What any of them will do as president will be a much different story. We can see the space into which they will emerge and how that might constrain their options. But a president does not exist in a vacuum. There is a Cabinet, a Congress, the courts, a society and the international system. It is not that the individual doesn't matter but rather that the individual will exist in a space that he or she largely does not control. Looking at the candidates, then, if we were to get partisan at all, it would be to find the ones most able to adapt and to act in a rapidly changing environment.

domingo, 1 de mayo de 2016

HOY NO HAY MUCHAS NOTICIAS, pero con estas basta

El fracaso del Socialismo Siglo 21 es general y afecta a todos los presidentes castristas de la región. Dilma Rouseff alega que "opositores quieren cortar los programas sociales", pero la prensa brasileña más seria reporta un 87% de reducción de dichos programas durante su segundo mandato, sin contar el 40% de desempleo en algunas regiones de Brasil. No sorprende que la gente quiera que se vaya YA!
En Venezuela la prensa seria  reporta un deterioro de 40% del valor del salario, pero al presidente se le ocurre decretar un "aumento" de solo 33%, sin contar la inflación de 1.000% en el ramo de los alimentos, por accionar del sistema revolucionario del bachaqueo bolivariano, mediante el cual el Psuv desangra el presupuesto de las familias que no militan en ese partido.
Todo esto dentro de un ambiente de corrupción que provoca que el petróleo a 34 $ el barril no baste para alimentar a los corruptos rojos, sus testaferros y a sus familiares y donde el robo del dinero del programa eléctrico "obligó" a cerrar fuentes de trabajo digno y productivo como los Centros Comerciales. Una catástrofe importada de Cuba por un presidente colombiano. No está en la primeras planas, pero ayer un dirigente menor de un partido opositor fue asesinado públicamente en una operación terrorista ejecutadas por simpatizantes del gobierno o por sicarios pagados por alguien del gobierno: Los criminales dijeron que subieron al bus a liquidar específicamente a él. No fue una muerte casual ni accidental.  Eso llega después que el ministro de la defensa habló de combatir al "enemigo interno". Como ven, ni una buena noticia.