sábado, 25 de junio de 2016

MOVIMIENTO TELÚRICO (Parte 3) - El Oriente Contraataca

    Ya circulan libros decretando la muerte de la Europa Unida. El error de los Ingleses (los escoceses demostraron más inteligencia) al decir si al BREXIT expone a Europa a su desintegración progresiva. Hoy hay partidos de derecha e izquierda exigiendo referenda para retirar a otros países de la unión. 

Lo que el votante común en Inglaterra no sabe (o no se lo han dicho) es que desde los años 40s (mapa viejo) hubo una repartición del mundo donde Rusia aspiraba a extenderse desde la frontera este de Alemania hasta la costa de Japón, incluyendo regiones tan lejanas como Mongolia, Siria, Iraq e Irán.

Por su parte los pan-islamitasmantienen una aspiración de siglos de reconstruir y expandir el viejo CALIFATO, el cual en su versión moderna (vea el mapa azul) se extendería desde la frontera china hasta España, Marruecos, Nigeria, Somalía, Arabia, Turquía, Siria,  Iraq, Irán y las regiones musulmanas del antiguo Imperio Ruso.
 
Frente a esas dos inmensas fuerzas globales, quedaría una Europa desintegrada, casi marginal, empujada al mar (en el mapa multicolor) por "El Gran Califato" y su competidor "El Gran Imperio Ruso".

El último, ahora se actualiza con el nombre de "SCO" y aquí le explicamos con qué se come eso. La SCO es la unión voluntaria económica y "de seguridad" de nada menos que China, Rusia (India aspira ingresar), Irán y varios antiguas colonias rusas (vea el mapa azul del recorte de la prensa china)

Para visualizar mejor el futuro que los Ingleses le reglaron al resto de Europa, vea los dos últimos mapa. 

Uno es de Bielorrusia, país dictatorial que también aspira a ser miembro de la SCO y está  ubicado entre Rusia y Lituania, territorio que da acceso directo al Mar Báltico y por ahí al oceano Atlántico.

Como Lituania es un pequeño país "atravesado" en el camino de este gran esquema, podemos vaticinar que un día habrá una crisis entre Rusia y Lituania o entre Bielorusia (actuando como proxy de Rusia) y Lituania para forzar a este país a entregar el uso de una franja de territorio para el paso directo al mar Báltico, como sucedio en Georgia que Rusia uso los ruso-parlantes como excusa para ocupar una franja por donde aspira a instalar un nuevo poliducto.   

Si usted todavía no lo ve claro, no se preocupe que no está solo; cuarenta (40) millones de Ingleses (supuestamente cultos y responsables) tampoco lo vieron. Pero eso no es culpa de quien esto escribe.  




No hay comentarios: