jueves, 23 de junio de 2016

MOVIMIENTO TELÚRICO

Donde otros ven  un Obama zigzagueante, yo veo a un estratega. Un señor que ata y desata todos los cabos para su beneficio. Por eso, en los mismos días en que Brasil y Argentina se sacuden a sus populistas de izquierda; se acuerda La Paz en Colombia con el beneplácito manifiesto de Kerry, jefe de la diplomacia de Obama; se acuerdan negocios con unos Castro derrotados y su familia de mafiosos; se decide si se destruye o no a la Unión Europea con el referendo de Cameron; Obama reconoce al movimiento extremista de Unidos-Podemos; viaja el embajador norteamericano Shannon a Caracas para hablar con "Platanote", precisamente cuando ya está (prácticamente) activado el Revocatorio del gobierno castro-chavista y se aprueba discutir en la OEA una sanción contra el movimiento fascista de izquierda venezolano. Por supuesto, nada de eso ocurre por casualidad en los mismos días, sino que ahora la política es global y Obama puede meter la mano y organizar para que todo desenlace simultáneamente.

No hay comentarios: