miércoles, 17 de agosto de 2016

LA ÉTICA DE LA MALDAD (Ethics of Evil)


En el mundo actual, donde cada forma de transgresión disfruta de un motivo psicológico y justificación racional, el psicoanálisis se encuentra solo en su capacidad para descubrir los motivos ocultos que informan comportamiento colectivo individual y social. Tanto en la teoría y la práctica, se da testimonio de los efectos del anonimato en el potencial de comisión, sobre todo cuando los demás son experimentados como objetos desechables sin rostro, cuya alteridad es, en el fondo, sino una proyección, el desplazamiento y la negación de nuestra propia interiority- en pocas palabras, el mal dentro. De acuerdo con esta perspectiva, la ética del Mal rechaza racionalizaciones fáciles de violencia; También rechaza la idea de que el mal, como concepto, es inescrutable o animado por fuerzas demoníacas. En su lugar, se evalúa el marco moral en la que se encuentra el mal, proporcionando una comprensión descriptiva de la misma como una pluralidad y una perspectiva psicológica profundidad sobre la amenaza que supone para nuestro bienestar y estilos de vida. De este modo, también las modas y articula una postura ética que reconozca el vínculo intrínseco entre la libertad humana y el potencial para el mal. Los ensayos recogidos en la Ética del Mal argumentan que moralizante mal es uno de los programas más importantes de nuestro tiempo.

No hay comentarios: