domingo, 21 de agosto de 2016

LA MATARON


Las cosas bellas no se detruyen. La de la foto era una persona transgenero (no estoy muy seguro que es eso) pero desde 2015 estuvo en las noticias en su país, la Turquía musulmana del neo-dictador Erdogan, cuando en una marcha gay la mojaron, la empujaron y la detuvieron. Este mes la asesinaron, mutilaron y quemaron su cadaver. Así como los extremistas musulmanes destruyen obras de arte y monumentos, asesinan a las personas que ellos no entiendes. Las adulteras, las jovenes que tienen un novio no "aprobado" por sus familias o los gay están todos en riesgo de muerte en esos países y no es cosa de minorias, pobreza o aisladas zonas rurales. Hande Kader, ese erea su nombre, fue asesinada en la capital de uno de los paises musulmanes mas prosperos y modernos. ¿Qué quedará para los otros? 

No hay comentarios: