domingo, 27 de noviembre de 2016

10 consejos para reactivar la economía mundial

Richard Branson en "Portafolio" (26-08-2011)
1. MUÉSTRENOS EL DINERO
Asegurarse de que los bancos presten el dinero sobre el que están sentados, con condiciones atractivas, a empresas pequeñas y medianas. Inyectar dinero en nuevos productos y servicios es la mejor manera de generar más empleos y crecimiento. ¿Quién tiene que hacerlo? Los políticos. Rescataron a los bancos; necesitan asegurarse de que los bancos no se sienten sobre la clave para la recuperación.
2. BUSCAR INTENSAMENTE INVERSIONISTAS
La inversión directa extranjera es un tónico para los sectores débiles de cualquier economía. Todos los países necesitan revisar sus incentivos fiscales, especialmente aquellas naciones en decadencia. Las grandes multinacionales quieren una fuerza laboral calificada y un entorno político estable; a ello seguirán la inversión, la manufactura y los empleos. Escriba a su presidente o primer ministro.
3. MEJORAR LA INFRAESTRUCTURA
Después de que estalló la crisis financiera en el 2008, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sugirió enfocarse en proyectos de infraestructura relativamente pequeños, para ofrecer empleos y reactivar la economía. Ese país necesita iniciar más y mayores proyectos, y los gobiernos de todo el mundo deberían hacer lo mismo. Los proyectos ofrecen enormes beneficios a corto plazo. Autopistas y ferrocarriles para conectar ciudades, mayor capacidad en las vías férreas y carreteras, mejores aeropuertos, nuevos puentes: obras de infraestructura seguras y actualizadas permitirán a las compañías trasladarse a áreas más adecuadas para sus necesidades. ¿Están escuchando, gobiernos de economías estancadas?
4. MANTENER LA SENCILLEZ
Reducir el papeleo involucrado en la contratación de nuevos empleados y el establecimiento de empresas no tiene mucha ciencia. ¿Por qué el proceso sigue siendo prolongado y costoso en casi todas partes?
5. DEJAR ATRÁS LOS COMBUSTIBLES FÓSILES
El costo del combustible está aumentando y los suministros de petróleo y gas natural son inciertos en un mundo cada vez más inestable. Invertir en energía renovable creará oportunidades para trabajadores calificados, reducirá los costos en general y asegurará un suministro de energía para la próxima generación. Los sectores público y privado deben trabajar juntos en esto.
6. ADOPTAR ‘TALENTO SIN FRONTERAS’
Se necesitan trabajadores calificados y con iniciativa en casi todos los mercados y sectores. Sin embargo, los empleadores a menudo deben superar obstáculos burocráticos interminables para aprovechar la experiencia disponible en el mercado global. El mundo es plano ahora; su fuerza laboral es cada vez más móvil. ¿Han tendido el tapete de bienvenida?
7. ENSEÑAR A LA GENTE A HACER LAS COSAS
Alemania sigue siendo el motor de la Unión Europea debido a sus fuertes capacidades de manufactura e ingeniería. ¿Qué está impidiendo que otros países tomen prestado el modelo alemán? Estados Unidos ha tenido éxito en la innovación tecnológica, pero el diseño de software y hardware está trasladándose cada vez más a nuevos Silicon Valley en India, China y, con el tiempo, Brasil. La manufactura es la nueva “nueva frontera”. Ya no podemos darla por sentada.
8. LIBERAR A LOS ESTUDIANTES
En muchos campos, el curso de los estudios universitarios debería ser acortado, permitiendo que la gente calificada entre en la fuerza laboral más rápidamente y, en algunos países, sin tanta deuda. En casi todas las áreas excepto quizá la medicina, los tres o cuatro años de estudio estándar pudieran y deberían ser reducidos. Las universidades se han convertido en depósitos, que almacenan estudiantes en vez de prepararlos efectiva y eficientemente para el trabajo productivo.
9. OFRECER HORARIO FLEXIBLE AL IGUAL QUE HORARIO COMPLETO
Millones de trabajadores en todo el mundo preferirían acortar sus horarios, pero no tienen la opción. La adopción extendida del empleo compartido y el horario flexible reduciría drásticamente el desempleo y sus costos asociados. La gente que desea trabajar menos –a menudo para pasar más tiempo con sus familias– podría hacerlo, y algunos otros regresarían al centro de trabajo como resultado. Una situación en que todos ganan. Nada lo impide más que la tradición.
10. RESTABLECER LA ESTABILIDAD
Finalmente, un ruego a los líderes en todo el mundo: los gobiernos deben encabezar el camino hacia un ambiente financiero estable. Las tasas de interés deberían bajarse, el dinero debe fluir a través del sistema bancario. Los controles sobre la empresa privada son menos importantes ahora que alentar la inversión. Sólo esto dará paso al círculo virtuoso de nuevas empresas, nuevos empleos y nuevos mercados que, a su vez, restablezcan la confianza y el orgullo en nuestras economías.
Fuente: https://goo.gl/LzupdW

No hay comentarios:

Mi Princesa Preferida

Todavía no es princesa, pero...